8/6/09

Entrega de premios: opinamos



  • "Despois dunha breve intoducción de humoristas-acróbatas, fantástico por certo, un autor deu a súa charla. Daba gusto oír a Xabier P. Docampo. Creo que nos chegou ata o fondo, pois deu no cravo ao dicir o de que hai un momento en todo bo libro, no que o vicio é total e non podemos parar de ler. Falou de que un escritor ao escribir, escríbese a si mesmo, reflicten a súa personalidade na historia, exploran o seu interior e así se coñecen mellor. O escribir é exteriorizar o noso mundo interior, plasmándoo nunha folla de papel. Terminou a charla e alternando os espéctaculos de Duelirium coas entregas de premios, chegamos ao noso grupo. Empezaron nombranso aos finalistas, estaban chegando ao final cando me nomearon, suspirei aliviado. Supoñía que de primeiro ou segundo non ía quedar, polo que antes estaba nervioso. Subín ao estrado, e recollín o diploma, a rosa, o caderno e o libro de Xabier P. Docampo. Sentía á xente mirándome, temblábanme as pernas. E así, depois de que me asinaran o libro (por certo, que Xabier P. Docampo se esmera bastante na sinatura), rematou o certame. Paseino xenial!" Ricardo

  • "Pff... ¡que nervios!, ¿chamaránme ou non? Jano é moi gracioso, pero estou desexando que abra o sobre dunha vez por todas e diga os nomes dos premiados. Por fin, decídese a facelo e ¡Que sorpresa a miña! Entre os finalistas sae o meu nome, dun recuncho no que había estado escondido. Estou tan sorprendida que o único que podo facer sen dificultade é rir. Pronto termina esta incómoda situación e volvo ao meu asento coas miñas amigas. Ao chegar a casa felicítanme e eu, cun sorriso na cara doulle as grazas. Raquel


  • "O venres 5 de xuño fun á entrega de premios do Certame literario no que participamos no instituto. O evento ía acompañado dunha presentacion feita por acróbatas e dunha conferencia de Xabier P. Docampo; as súas palabras me cautivaron posto que aínda que é maior soupo falar e comprender perfectamente a mente de case todos os rapaces que estabamos no Auditorio. Non me arrepinto nada de ter asistido." Andrea B.


  • "Foi unha experiencia magnífica que de non ir non mo perdoaría. Encantáronme as ximnastas (gustaríame ser unha delas) e ter diante de min a un escritor como Xavier P. Do campo do que non tiven ocasión de ler os seus libros, pero agora teño curiosidade. Quedeime coas ganas de gañar, xa que penso que escribín ben, ese día esmereime e de feito vinme como finalista, pero ao final saquei unha conclusión, volvereino a intentar ata conseguir o meu propósito ou ata cansarme." Andrea R.

  • "O 5 de xuño asistín ao V Certame literario do instituo e alí Xabier P. Docampo falounos sobre a súa idea da lectura e a escritura e despois actuaron Duelirium. A continuación cóntovos as miñas impresións.
    Das palabras do autor Xabier P. Docampo chamoume a atencion cando falou da imaxe que tiñamos antes dos nosos pais e a que temos agora, pois antes cando éramos pequenos parecíannos os mellores do mundo, non había ninguén que fixese nada mellor ca eles; en cambio agora parécennos que non entenden nada.
    En canto a Duelirium gústáronme, e sobre todo Jano e a súa vara, rin moitísimo con el. A verdade é que a gala en si estivo moi ben". Sandra V.

3 comentarios:

ANa dijo...

Un hombre, que yo hasta el momento desconocía, se acomodó en el escenario y comenzo a hablar. Xabier P. Do Campo, un escritor que nos habló de que la literatura se encuentra en todas partes, de que sin la literatura no podríamos vivir...Lo que más me llamo la atención fué su forma de hablar de nosotros, de los adolescentes. Y aunque de vez en cuando los parpados me pesaban, debo decir que me gustó mucho la presencia del escritor en la entrega de premios.

ANa dijo...

VARELA LEIRO, Clara
1º B Nº 20




Yo estaba nerviosa. Mi profesora de castellano había dicho que más de tres personas de mi clase iban a salir premiadas. Al principio, tenía miedo de ser una de esas personas, la idea no me agradaba nada. La verdad, no soy muy de subir a escenarios.

Cuando entré en la sala vi que había mucha gente, a la que conocía, eso me puso más nerviosa. A lo lejos, vi a mis amigas, fui a sentarme a su lado. Al estar con ellas, mis nervios iban desapareciendo. Las miré, a cada una de ellas, y pensé que con lo buenas escritoras que eran, era casi imposible que yo fuera premiada; eso me tranquilizó.

A lo largo del acto me divertí bastante; es increíble lo que podía hacer el grupo Duelirium. Creo que se necesita mucha preparación y práctica para saber entretener a un público tal y como ellas lo hicieron; es algo realmente admirable.

El show continuaba, y el escritor Xavier P. do Campo subió al escenario. A simple vista ya me pareció un señor con la cabeza en su sitio, una persona culta. La verdad es que sus palabras me sorprendieron. Al principio, el discurso me parecía un poco aburrido; pero había momentos que decía cosas que despertaban mucha atención en mí. Pero uno en especial, con el que seguramente al igual que la mayoría de los jóvenes que había en la sala, me sentía identificada con lo que decía. Fue cuando habló del reproche de los adolescentes hacia sus padres. También me pareció algo fantástico su amor hacia la literatura.

Llego el momento de la entrega, y de repente los nervios volvieron a apoderarse de mí. Viendo a la subir a buscar sus premios, me iba tranquilizando de nuevo, no parecía algo fuera de lo normal. Pero en el momento que escuché mi nombre en el altavoz, no me lo creía. Pensé para mí: se habrán equivocado, se referirán a otra persona; pero subí, y en el fondo me sentía orgullosa. Es genial escuchar a la gente aplaudir. Me sentí más cómoda y féliz al escuchar los seguidos nombres de mis amigas. Sabía que se lo merecían. Ya en el escenario vi a lo lejos a mis otras amigas, sonriendo. Me gubiera gustado que estuvieran allí arriba conmigo, pero sabía que desde ahí abajo, compartían mi alegría.

Sin duda, fue algo inolvidable.

ANa dijo...

PÉREZ FONTÁN, Hugo
1º B Nº 9




Intrigante la espera, no supe que podría pasar, no me podía imaginar como sería. Con esta espera me refiero a todo el espectáculo, y recalco ``espectáculo´´, porque desde el comienzo de la entrega de premios todo fue un show.

La mudita, el ciego, y la… bueno, no sabría como llamar a esta acróbata. Pero si a su dúo con la mudita: Duelirium.

Estos tres graciosos personajes presentaron la entrega de premios, y la hicieron divirtiendo a la gente, y entre todos destacaba Alberto, mi compañero de clase, que se rió hasta en el escenario cuando le hicieron la entrega de su premio.

Las palabras del autor Xavier P. do Campo, fueron inspiradoras e inteligentes. Y añadió unas palabras que me encantaron: cuando alguien lee un libro se busca a si mismo, y cuando lo recomiendas, es porque tú te has encontrado a ti mismo en él.

Se ha producido un error en este gadget.